Una parte esencial de nuestra sabiduría financiera es tener en cuenta los diversos conceptos financieros que nos rodean. Sin duda la palabra (o concepto) que voy a comentar hoy, nunca antes la habías escuchado en la escuela, y si lo has hecho allí, no creo que tuviera una clarificación tremenda.

Con este aspecto reducido me gustaría ilustrar que la educación está orientada en otro sentido, no estoy diciendo que sea buena o mala, sino que simplemente tiene una orientación diferente.

Es por eso que la entrada de hoy es para tratar de ilustrar un poco y al mismo tiempo argumentar lo que se conoce como fideicomisos inmobiliarios en pozo en bien, así como también voy a tratar de ayudarle a hacer su sabiduría financiera mejor conociendo nuevos conceptos.

¿Qué es un fideicomiso?

Los fideicomisos inmobiliarios en pozo se caracterizan en primer lugar por una proximidad inicial, dentro de los llamados “fideicomisos” o “trusts”, ya que transfieren un dominio a una tercera persona con apariencia de seguridad (la Fiducia), ya que se entiende que esta persona realizará la tarea de quien otorga el dominio.

Para continuar con la enseñanza de los fideicomisos inmobiliarios en pozo, tengo que hacer una pequeña aclaración del “contrato de fideicomiso” y de su “estructura funcional”.

contrato fiduciario

Ya en este punto es posible detallar los fideicomisos inmobiliarios en salta capital como una operación legal en la que una persona denominada “fiduciario” transfiere uno o más activos (que en este momento forman un activo fiduciario) a una posición de valores, a otra persona denominada “fiduciario”, de forma que tras la expiración de un plazo o el cumplimiento de una condición transfiere la intención o el resultado predeterminado por la primera, a su favor o a favor de un tercero denominado “beneficiario o fiduciario”.

Aquí vemos entonces que para enfatizar 3 elementos excelentes para hacerse cargo de este negocio:

La orden fiduciaria o de seguridad, la transferencia de los activos relacionados con este acuerdo fiduciario y el número del “fiduciario” que recibe los bienes más la orden.

Así que los fideicomisos inmobiliarios en salta capital ofrecen la oportunidad de pasar el dominio sobre algo que tenemos a otra persona donde tenemos seguridad, por supuesto esa persona tiene que ocuparse de ese dominio y ejecutar la aplicación.

Composición seria del fideicomiso:

Fuente Se puede establecer por contrato o testamento.

Período o condición: El período no podrá ser superior a 30 años, a menos que el beneficiario sea una persona discapacitada, en cuyo caso podrá permanecer hasta su fallecimiento o hasta el final de su incapacidad.

Fideicomitente o fideicomitente: Es la persona que constituye los fideicomisos inmobiliarios en salta capital mediante la transferencia de la propiedad de los bienes o de los bienes al fiduciario para que cumpla con la intención específica del fiduciario.

Síndico: Por lo general, puede ser alguien. Entonces tienen la posibilidad de ser personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, nacionales o extranjeras, etc.

Sin embargo, en la situación del fideicomiso financiero (que discutiré más adelante), sólo las firmas financieras regidas por la ley aplicable o entidades expresamente autorizadas por la Comisión Nacional de Valores para tal fin pueden prestar sus servicios como fiduciarios.

Beneficiario: La persona para cuyo beneficio se realiza la administración de los activos del fideicomiso. Puede ser una persona física o jurídica que no exista en el momento del contrato o del testamento, siempre que se disponga de datos que permitan una futura individualización.

Se puede designar a más de un beneficiario y a un beneficiario sustituto. Si el beneficiario no existe, no se permite o renuncia, el beneficiario será el fideicomisario y en caso de deficiencia del fideicomisario será el fideicomisario.

Fideicomisario: La persona que recibe los bienes del fideicomiso después de que los bienes del fideicomiso han expirado debido al cumplimiento del plazo o condición.

Activos fiduciarios: Los activos o activos transferidos al fiduciario que forma los activos fiduciarios. Este bien de fideicomiso constituye un bien separado del patrimonio del fiduciario y del fideicomitente.

Activos separados: Esta es una de las características más importantes de la ley y el fideicomiso. Los activos sujetos al fideicomiso constituyen un patrimonio separado, tanto los activos del fideicomisario, el fideicomisario y las otras partes (beneficiario y fideicomisario).

Esta regla tiene implicaciones muy importantes, ya que afecta los bienes fideicomitidos del acreedor, fiduciario u otros terceros, si los hubiere, en caso de sus acciones.